COMO JUGAR EN WOWLATINOAMERICA

Bienvenido a Azeroth

Este tutorial facilitará el comienzo de tu jornada. Proporciona información que te ayudará a ubicarte cuando te pierdas, y consejos que te orientarán y sugerirán opciones a lo largo de tu camino hacia la grandeza. Sin embargo, no se trata de una guía exhaustiva; no puede ni pretende revelarte cada secreto de Azeroth. Esa gloriosa tarea es tuya mientras exploras el mundo por tu cuenta. Piensa que esta guía es como una referencia para tus primeras aventuras: lo suficiente para comenzar, pero muy poco como para arruinar todas las sorpresas que te esperan en Azeroth.

Crear un personaje.

Cuando entres al juego por primera vez, tendrás que crearte un personaje. Este será tu avatar en World of Warcraft. Primero, debes elegir una raza (lo que determina cómo se verá tu personaje) y luego, una clase (lo que determina qué es lo que puede hacer). Elige la combinación que mejor se acomode a ti.

RAZAS

Orco. No Muerto, Tauren, Troll, Elfo de sangre, Humano, Dranaei, Gnomo, Elfo de la noche y Enano

CLASES

Guerrero, Paladin, Cazador, Picaro, Sacerdote, DK, Chaman, Mago, Brujo y Druida





Ratón y teclado

Coloca tu mano izquierda en las teclas W; A; S; D de tu teclado y utilizalas para mover a tu personaje. Usa las teclas numéricas para activar tus hechizos y facultades.

La cámara y el ratón

Puedes hacer clic y mantener presionado el botón izquierdo del ratón para mover la cámara alrededor de tu personaje. Haz clic izquierdo en los personajes no jugadores (PNJs) para seleccionarlos, y haz clic derecho en ellos para interactuar con ellos. Gira la rueda del ratón para acercar y alejar la cámara.

La barra de acción

Para hacer que tu personaje haga una de las asombrosas cosas capaz de hacer, tienes que usar la barra de acción de la parte inferior de tu pantalla. Cada espacio en la barra de acción estándar corresponde a una tecla de tu teclado. Para activar una facultad, puedes presionar la tecla correspondiente en tu teclado. ¡Simple!

El libro de hechizos

El Libro de hechizos te ayuda a mantener un registro de tus facultades. Accede a tu libro de hechizos con la tecla P. Ahí podrás ver todos los hechizos y facultades de tu personaje, y podrás arrastrar facultades de tu Libro de hechizos a la Barra de acción para acceder rápidamente a ellas.

Tipos de recursos

Usar facultades le cuesta un gran esfuerzo a tu personaje. En términos del juego, esto se refleja en el hecho de que utilizar facultades agota un recurso que tu personaje usa para cargar sus hechizos y facultades. Entender a profundidad el recurso especial de tu personaje y saber cómo utilizar tus facultades durante el combate es lo que diferencia a los veteranos de los principiantes. Por ejemplo, los Magos tienen un recurso llamado maná. Cada hechizo que lanzan cuesta maná. Y una vez que se agota, deben esperar a que se restablezca. Los pícaros utilizan energía en vez de maná. La energía se recupera rápido, pero se gasta a la misma velocidad, lo que hace que el ritmo de juego del pícaro sea distinto. Los guerreros utilizan ira para llevar a cabo sus ataques especiales. La ira se acumula mientras el guerrero inflige y recibe daño, y algunas facultades del guerrero generan ira en vez de consumirla. ¡Prueba diferentes clases para descubrir qué tipos de recursos utilizan!

Misiones iniciales

Cuando entres al mundo, encontrarás otros personajes con un símbolo de exclamación amarillo (!) sobre sus cabezas. Cuando veas a un personaje así, significa que necesita de tu ayuda con algo: ¡una misión! Háblales haciendo clic derecho sobre ellos. Te ofrecerán una o más misiones a través de diálogos de misión. Hacer clic en Aceptar agrega la misión en el Registro de misiones de tu personaje.

Ver los objetivos

Tienes una nueva mejor amiga, la M, mejor conocida como la tecla que presionas para ver el mapa. Tus misiones activas estarán resaltadas en el mapa; si haces clic en uno de los resaltados, esa misión mostrará los objetivos en el mapa. Esto significa que tienes una brújula que te llevará hacia el objetivo de misión más cercano, y las regiones con misiones relevantes estarán destacadas. ¡Qué conveniente!

Cómo entregar una misión

Una vez que completes todos los objetivos de la misión, es hora de entregarla y obtener tu recompensa. Revisa la descripción de la misión en tu Registro de misiones para ver dónde entregarla. La mayoría de las veces, deberás volver con el personaje que te la dio originalmente, aunque algunas misiones requieren que viajes a tierras distantes para encontrar nuevas aventuras.